Visitando La Dordoña Francesa

05 octubre 2016

Acompañamos a un colegio de Francia a lo largo de 5 días en un viaje realmente espectacular. Nos acercamos a la Dordoña francesa, una zona muy curiosa tanto por su arquitectura como por sus increíbles paisajes. Los alumnos nos ofrecieron unas jornadas estupendas, de buenos momentos y muchas sonrisas. Las visitas a ciudades, monumentos y paisajes, así como la realización de diferentes actividades organizadas por el colegio hicieron que el viaje saliese de maravilla.

Hicimos muchas paradas, de las cuales destacamos las siguientes:

Espace du Thot

Es un auténtico lugar para perderse en la prehistoria. Numerosos animales prehistóricos, como el Mamut, por ejemplo, y diferentes pinturas crean un ambiente ideal para los alumnos. Además, tuvimos la oportunidad de disfrutar de una película ambientada en la época, y alucinar gracias a todas las actividades que ofrecía el museo.

Grottes de Rouffignac

Siguiendo un poco con la historia, visitamos las Grottes de Rouffignac,, un yacimiento arqueológico de época paleolítica situado en Dordoña. Los alumnos pudieron disfrutar de las maravillosas pinturas realizadas hace siglos. Después, todos subieron al autobús encantados y contando historias. Esto es lo que somos, estas historias y sonrisas son Unitravel.

La Roque Saint-Christophe

A media altura de un acantilado de 80 metros de altura y 1 km de longitud, la Roque Saint Christophe se sitúa en Dordoña, muy cerca de la cueva de Lascaux a Montignac. En este sitio vivió el hombre desde la prehistoria en cavidades naturales, antes de construir una fortaleza y un pueblo troglodítico en la Edad Media. Los alumnos pudieron visitar el estilo de vida de aquellos hombres, accediendo a las cocinas, y diferentes zonas de las casas.

Cité Troglodyte

Los alumnos, y nosotros también, pudieron presenciar mucho más de cerca cómo vivían los hombres de hace muchísimos siglos atrás. De esta manera, también visitamos el pueblo troglodítico que se construyó en la Edad Media en La Roque Saint-Christophe. Un pueblo muy curioso, con mucho encanto y de visita obligada.

Como se puede observar, el viaje a Francia fue muy bonito y educativo. Los alumnos franceses conocieron con mayor precisión un poco más de historia del hombre. Y nosotros, como siempre, estamos muy orgullosos de poder viajar con todos, de vivir experiencias tan bonitas, y conocer rincones fascinantes del mundo.