Costa vasco francesa, un tesoro natural en el norte de Euskal Herria

20 marzo 2024

La costa vasco francesa ofrece una experiencia única en el País Vasco francés, o Iparralde. Sus encantadores pueblos, ciudades, playas y acantilados son verdaderamente impresionantes, cautivando a todos aquellos que deciden explorar este destino turístico. En este artículo, te invitamos a descubrir cada una de las localidades que conforman la costa vasco francesa.

Esta aventura promete ser inolvidable en cualquier época del año, pero con la llegada de la antorcha olímpica en los próximos meses y la Semana Santa a la vuelta de la esquina ¿vas a dejarlo pasar?

¿Qué es la Costa vasco francesa?

Municipio de la costa vasco francesa
Fuente: National Geographic

La costa vasco francesa, también conocida como costa labortana, está compuesta por los siguientes pueblos costeros: Hendaia, San Juan de Luz, Guéthary, Bidart, Biarritz y Bayona.

Se trata de un pequeño territorio que se encuentra al suroeste de Francia, y a su vez, es la parte más septentrional del País Vasco norte (de ahí que también se le llame “Iparralde”, norte en euskera).

San Juan de Luz

San Juan de Luz: visita la costa vasco francesa
Fuente: Tuviajeafrancia.com

La encantadora localidad de San Juan de Luz, conocida también como Donibane Lohitzune en euskera, invita a sumergirse en su ambiente pintoresco y acogedor. Situada en la costa vasco francesa, este destino turístico ofrece mucho más que su icónico puerto pesquero y sus playas doradas. Con una arquitectura tradicional vasca y calles empedradas que narran siglos de historia, San Juan de Luz cautiva a quienes la visitan.

Además de pasear por su fascinante casco histórico, los visitantes pueden perderse la oportunidad de explorar la iglesia de San Juan Bautista, un verdadero tesoro histórico que trasciende creencias religiosas. La riqueza cultural y gastronómica de esta villa complementa la experiencia turística, convirtiéndola en un destino completo y enriquecedor

Las calles de San Juan de Luz albergan comercios con encanto, ofreciendo productos locales, artesanías y recuerdos únicos. Además, sus playas y entorno natural invitan a disfrutar de actividades al aire libre, añadiendo un toque especial a la visita. No es sorprendente que San Juan de Luz haya sido escenario de eventos históricos significativos, como la boda entre Luis XIV de Francia y María Teresa de Austria, celebrada en la majestuosa Iglesia de San Juan Bautista.

Explorar San Juan de Luz es sumergirse en un mundo donde la historia se entrelaza con la belleza natural y la hospitalidad vasca, creando una experiencia inolvidable para todos los viajeros que buscan descubrir rincones con encanto en Europa.

Biarritz

Biarritz en la costa vasco francesa
Fuente: 65ymas.com

Biarritz se distingue como una joya de la costa vasca francesa, fusionando su elegancia histórica con un ambiente surfero vibrante que atrae a visitantes de todo el mundo. Este enclave urbano, enmarcado por su rica historia, exquisita gastronomía y arquitectura distintiva, se erige como uno de los destinos más populares de la región.

En Biarritz, los puntos de interés icónicos como la Roca de la Virgen, el casino, el Hotel du Palais, el faro, el puerto y el Aquarium se entrelazan con la costa, ofreciendo una experiencia única donde la historia se fusiona con la belleza natural del mar y los acantilados. Estos lugares emblemáticos no solo son testigos de la elegancia de Biarritz, sino que también permiten a los visitantes sumergirse en su entorno marítimo durante toda su estancia.

Además de su reputación como destino elegante y surfero de la costa vasco francesa, Biarritz es conocido por su rica cultura gastronómica basada en productos del mar frescos y deliciosos. La ciudad también alberga una escena comercial vibrante con tiendas boutique que reflejan su estilo único y sofisticado.

Anglet (o Angelu)

Anglet o Angelu, municipio del País Vasco Francés
Fuente: Kayak.es

Conocida como «la Petite Californie», Anglet se erige como un destino encantador en la costa del País Vasco francés, ofreciendo un ambiente relajado y un estilo de vida que evoca a la costa californiana. Este pintoresco pueblo costero es un paraíso para los amantes de la naturaleza y los espacios abiertos.

Anglet se distingue por sus extensas playas doradas y sus senderos costeros que serpentean a lo largo del litoral, brindando la oportunidad de disfrutar de caminatas escénicas y diversas actividades al aire libre mientras se contempla el mar. Con más de 4 kilómetros de costa bordeados por exuberantes pinares, Anglet se convierte en el destino perfecto para aquellos que buscan conectar con la naturaleza y disfrutar de la serenidad del entorno marítimo.

Además de su belleza natural, Anglet también ofrece una rica variedad de actividades acuáticas, como surf, paddleboarding y kayak, que atraen a entusiastas de los deportes acuáticos de todas partes. Sus encantadoras calles bordeadas de cafeterías y tiendas locales invitan a explorar la cultura y el estilo de vida relajado que caracterizan a este destino costero.

Ciboure

Fuerte de Socoa en Ciboure
Fuente: guide-du-paysbasque.com

Sumérgete en la belleza de Ciboure, una pintoresca localidad situada en la costa vasco francesa, en las cercanías de la frontera española, que forma parte del encantador entorno turístico de la Bahía de San Juan de Luz. Con una historia rica y un encanto tradicional, Ciboure invita a descubrir sus tesoros culturales y su belleza natural.

El pueblo de Ciboure destaca por su pintoresco puerto pesquero y el imponente Fuerte de Socoa, que reflejan la importancia histórica de esta localidad costera. Sus playas como la Plage du Fort de Socoa y la Plage de Socoa, ofrecen espacios idílicos para relajarse y disfrutar del mar. Además, Ciboure es reconocido como el lugar de nacimiento del renombrado compositor francés Maurice Ravel en 1875, añadiendo un toque musical a su legado cultural.

Bayona

Centro histórico de Baiona

Sumérgete en la riqueza cultural de Bayona, una ciudad emblemática en el norte de Lapurdi que destaca como un destino imperdible. Te invitamos a explorar este fascinante enclave urbano recorriendo las pintorescas calles de sus barrios más emblemáticos: Grand Bayonne, Petit Bayonne y Saint Esprit. Estas áreas albergan algunos de los mayores tesoros de Bayona, que reflejan su historia y encanto únicos.

Entre los lugares que hay que ver en Bayona destacan el mercado local, el jardín botánico y el museo vasco. Además de eso, el castillo nuevo y la emblemática puerta de España son puntos de referencia que enriquecen la experiencia de descubrir esta ciudad histórica.

Bayona es conocida por su animada vida urbana, sus festivales tradicionales y su gastronomía vasca auténtica. Los visitantes pueden disfrutar de una amplia variedad de actividades culturales, desde visitas a museos hasta degustaciones de pintxos en los bares locales. Bayona es un destino de la costa francesa que combina historia, tradición y modernidad en un entorno urbano vibrante.

Hendaya

Chateau de Hendaia

Hendaya es el primer pueblo que se encuentra en la frontera entre Francia y España. Un encantador pueblo pesquero de la costa vasco francesa que cautiva a quien lo visita con su extensa playa y su ambiente. Esta localidad es conocida por ser un paraíso para los amantes del surf y otros deportes acuáticos, así como para aquellos que buscan disfrutar del sol, darse un baño refrescante o pasear por la orilla del mar.

La costa de Hendaya, ubicada a tan solo media hora de Donosti, ofrece impresionantes acantilados con vistas panorámicas espectaculares, que se pueden explorar a través de diversos senderos. Hacia el interior se encuentra el casco antiguo, donde poder pasear por sus pintorescas calles y visitar la iglesia local.

Guéthary

Visita Guethary en la costa vasco francesa
Fuente: saint-jean-de-luz.com

Guéthary es un encantador pueblo costero situado en la costa vasco francesa. Aunque es un destino turístico popular, Guéthary conserva su autenticidad y encanto. Con una rica historia que se remonta a la época galo-romana, este antiguo puerto ballenero ha evolucionado hacia el turismo, ofreciendo a sus visitantes actividades deportivas, paisajes marítimos excepcionales y una arquitectura típica de la región suroeste de Francia.

A pesar de su tamaño reducido, Guéthary atrae a miles de surfistas durante todo el año, convirtiéndose en un punto de encuentro para los amantes de este deporte. Otra cosa a destacar es su mercado, que se celebra de mayo a septiembre todos los domingos en el frontón del pueblo.

Además, en julio y agosto colocan un mercadillo nocturno con productos artesanales. Es por esto que si decides visitar Guéthary, es recomendable madrugar para no tener problemas con el aparcamiento.

Bidart

Bidart

Bidart, conocido como Bidarte en euskera, es una encantadora localidad costera que seduce a los visitantes con sus 6 playas de ensueño y sus acantilados. Su centro urbano, donde se entrelazan el ayuntamiento, la iglesia y el frontón, irradia un ambiente acogedor y único. Una experiencia imperdible en Bidart es presenciar un emocionante partido de pelota, un espectáculo tradicional vasco que cautiva a quienes lo presencian.

A lo largo de la costa de Bidart se extiende el sendero del litoral, una ruta escénica que conecta con la ciudad de Donosti, revelando algunos de los rincones más impresionantes de la costa vasca. Situada al norte de Guéthary y al sur de Biarritz, Bidart destaca por su valiosa herencia cultural y su vibrante escena cultural. Sus playas son ideales para disfrutar del mar, practicar surf y dar largos paseos por la orilla.

El casco histórico de Bidart alberga rincones que merecen ser explorados, como la plaza principal donde se celebra un mercado tradicional cada sábado por la mañana. En esta zona, los numerosos bares y restaurantes ofrecen la oportunidad perfecta para degustar la deliciosa gastronomía local y sumergirse en la vida cotidiana de este encantador pueblo costero.

Un amplio abanico de actividades deportivas

Deportes acuáticos en la costa vasco francesa

Tan sólo en actividades náuticas, el abanico de posibilidades es enorme. Tal y como comentamos en nuestro artículo de los Juegos Olímpicos 2024, durante el recorrido de la antorcha olímpica por la costa vasco francesa las dos primeras etapas del recorrido harán tributo a dos deportes acuáticos: el surf y el remo.

Por supuesto, a lo largo de toda la costa hay distribuidas numerosas escuelas de surf, de paddle, hydrofoil y de todos los deportes relacionados con las olas en general, sin olvidar las escuelas de vela o buceo.

En la tercera y última etapa de la antorcha olímpica se le hará homenaje a la pelota vasca (esku-pilota), por lo que si durante tu viaje por la costa labortana sientes curiosidad por este deporte, existe la posibilidad de apuntarse a un curso de iniciación y descubrir una nueva actividad.

Además de la pelota y los demás deportes acuáticos, la costa labortana ofrece otras alternativas en tierra firme, como el golf o el senderismo.

Ya sea que te gusten los deportes acuáticos, tomar el sol o explorar la geología, la costa vasco francesa ofrece una gran cantidad de actividades para satisfacer todos los gustos. Es un tesoro esperando a ser explorado, donde la naturaleza y la historia humana se entrelazan sin problemas.